viernes, 29 de octubre de 2010

Bosques en peligro de extinción

Por Noé Cuevas Contreras

La deforestación es uno de los problemas que aquejan con mayor fuerza los bosques y selvas de todo el planeta. El exterminio de zonas verdes es más frecuente cada año. La agricultura, ganadería, la demanda mundial de materias primas y la industria del papel aceleran el proceso. A su vez la expansión de ciudades y áreas pobladas afectan la sustentabilidad de los ecosistemas.  El problema no es la deforestación en sí, ya que, en primer lugar, la madera es un material que está en nuestra vida diaria, y además  su utilidad lo coloca como insumo indispensable dentro del mercado. La verdadera preocupación se genera en la no-reforestación y la tala clandestina. Si existieran programas de recuperación de tierras y monitoreo de las alteraciones ocasionadas. Es decir, delimitar pequeños perímetros para la poda de de árboles sin que esto afecte directamente la región, y establecer periodos de tiempo de rehabilitación de la tierra, así como la plantación de nuevos árboles. Algunos gobiernos han aplicado métodos como este para disminuir los daños ambientales de sus países. Sin embargo, no se han tomado medidas serías a nivel internacional para solucionar la situación.


Bosques primarios
Uno de los focos críticos son los bosques primarios. Estos se caracterizan por ser lugares naturales  vírgenes o con poca intervención del hombre. Son bastante grandes y albergan gran diversidad de seres vivos, inclusive especies migratorias. Son el hogar de dos terceras partes de la flora y fauna de todo el mundo. Según la organización ecologista Greenpeace,   el 80% de estos ecosistemas ha sido destruido o alterado y el 20% restante está amenazado por diversas causas como: explotación forestal y petrolífera, minería, construcción de embalses y carreteras, expansión de la agricultura y la ganadería. 
Los últimos grandes bosques primarios son:
·         El bosque tropical amazónico
·         La jungla del sudeste asiático
·         Las selvas tropicales de África central
·         Los bosques templados de Sudamérica
·         Los bosques primarios de Norteamérica y Canadá
·         Los últimos bosques primarios europeos
·         Los bosques de la taiga siberiana
El trabajo de organismos nacionales e internacionales no-gubernamentales es una pieza fundamental para la protección de los bosques. Greenpeace seleccionó siete animales representativos de cada uno de las zonas en riesgo para realizar una campaña a favor de su conservación.  Las especies escogidas son: el lobo de los bosques de Norteamérica; el tigre siberiano de los bosques de de la Rusia de Europa; el oso pardo de los bosques de Europa; el elefante de los bosques de africanos, el jaguar de la selva amazónica y el ciervo andino de la jungla templada de Sudamérica.

Cifras alarmantes
La pérdida de grandes extensiones es alarmante. La Organización Mundial de Agricultura y Alimentación (FAO) destaca que han desaparecido 13 millones trece millones de hectáreas de bosque anualmente entre 2000 y 2010, lo que equivale a todo el territorio de Costa Rica. El 75% de los bosques primarios  se localizan en los bosques boreales de Canadá y Alaska, los bosques boreales de Rusia, y los bosques tropicales de la selva amazónica y el escudo de las Gauyanas. En 66 países no existen bosques primarios y próximamente incluirá 11 más. Los boques secundarios o plantaciones que sustituyen a la cubierta son muy diferentes a los bosques primarios.

Comunidades del bosque
Otros efectos colaterales originados por la deforestación afecta a las comunidades indígenas que viven y dependen directamente de estos bosques. Normalmente, no se les toma en cuenta en la toma de decisiones de las tierras que habitan, a pesar de tener una estadía inmemorial en la zona.  Solamente en Brasil, la selva del Amazonas alberga a 20 millones de personas,  a las que se incluyen los indígenas amerindios, cablocosy  los Deni. Estos últimos viven en la parte occidental de la selva. Su extensión territorial es de 1.5 millones de hectáreas.  El bosque es una parte especial dentro de su cultura y religión. Según el ceso de su país, son 666 denis y el contacto con el exterior es prácticamente nulo.
La empresa maderera WTK compro 150,000 hectáreas colindantes con el área Deni, y pidieron que delimitaran su territorio. Organismos internacionales tuvieron que intervenir para que los derechos de los Denis no se vieran afectados.

Acciones personales
Las acciones individuales son importantes para disminuir la problemática. Existen algunas recomendaciones como son: Reducir el consumo de papel y preferir el papel reciclado, no comprar alimentos que contengan aceite de palma, buscar productos de madera con certificación forestal sostenible (FSC), informarte del origen de lo que compras y priorizar los productos locales.  Problemas mundiales a veces requieren acciones personales

No hay comentarios.:

Publicar un comentario