miércoles, 5 de octubre de 2011

¿Cuáles son las fuentes del Derecho?

Probablemente alguna vez hemos visto en algún programa de televisión, escuchado en al algún programa de radio hablar a algún abogado, diputado, senador o funcionario de gobierno hablar sobre las fuentes del Derecho.

Muy común resulta también que escucharlo poco después lo olvidamos sin entender con exactitud a que se refieren cuando usan ese término, dando por hecho que se trata de un concepto complejo apto solo para abogados o para quienes tienen algún tipo de relación o conocimiento con el  mundo de la leyes, sin embargo tratándolo de entender de manera genérica resulta ser menos complejo de lo que parece.

Al respecto la doctrina identifica y clasifica las Fuentes del Derecho Mexicano en Históricas, Materiales y Formales, mismas que se explican brevemente a continuación:


Históricas: Las fuentes Históricas del Derecho son todos aquellos documentos, monumentos y objetos en general que informan acerca de la formación del Derecho, tales como los Sentimientos de la Nación promulgados por José María Morelos y Pavón o el Plan de Ayala promulgado por el revolucionario Mexicano Emiliano Zapata, es decir, son todos aquellos indicios históricos que sirven como ejemplo y que de alguna manera coadyuvan para la formación del derecho vigente.


Materiales: Las fuentes Materiales del Derecho son las circunstancias y situaciones sociales, políticas y económicas que influyen para determinar el contenido de las normas jurídicas que regulan la convivencia de los seres humanos es sociedad, es decir, son todos aquellos acontecimientos que por alguna circunstancia toman relevancia y por lo tanto deben ser materia de regulación, tal es el caso del tema del aborto mismo que ha generado mucha controversia entre los diferentes grupos que conforman a nuestra sociedad, a tal grado que incluso este tema ha sido abordado por la Suprema Corte de Justicia sin que aun hayan logrado llegar a un acuerdo al respecto.


Formales: Las fuentes Formales son los procesos de creación que actualmente conocemos para la formación del Derecho mismas que se subdividen en Legislación, Costumbre, Jurisprudencia y los Tratados Internacionales, y que se tratan a continuación:
Legislación: Esta sin duda es la fuente formal más importante de todas, pues advierte el proceso legislativo por medio del cual el Congreso de la Unión expide las normas denominadas Leyes, es decir, son las etapas o procedimiento que el Congreso de la Unión agota previo a la promulgación de la Ley, como es el caso del Código Fiscal de la Federación, Ley del Impuesto Sobre la Renta, Ley del Impuesto al Valor Agregado etc
Este proceso de encuentra expresamente establecido por la Constitución y se compone se seis etapas: Iniciativa, Discusión, Aprobación, Sanción, Publicación e Inicio de Vigencia.


Costumbre: Para estos efectos podemos identificar a la costumbre la repetición constante de una conducta que la sociedad acepta como obligatoria. Muchas veces hemos escuchado a alguien decir que “la costumbre se hace ley”, lo que implica que la conducta en cuestión necesariamente debe ser repetida constantemente y aceptada por la sociedad para que tenga ese sentido, no sin antes mencionar que esta es válida siempre y cuando no vaya en contra de las Leyes.


Jurisprudencia: La jurisprudencia más tiene como propósito determinar el sentido y alcance de las disposiciones o leyes ya existentes, por lo que representa una forma de interpretación que los Tribunales hacen y que una vez establecida debe ser aplicada al emitir nuevas resoluciones respecto al mismo asunto.


Tratados Internacionales: La Constitución los considera como una de las Leyes Supremas de la Unión, sin embargo para que un tratado con otra país adquiera ese distintivo deberá ser celebrado por el Presidente de la República, su contenido deber ser acorde al contenido de nuestra constitución y obligatoriamente debe ser aprobado por el Senado de la Republica, un ejemplo de este Fuente lo es el Tratado de Libre Comercio celebrado entre México y Estados Unidos.


Una vez analizadas de manera genérica las fuentes del derecho podemos concluir que gracias a todos estos elementos que conocemos como fuentes del Derecho existen las Leyes que todos conocemos y que regulan nuestra convivencia en sociedad hoy en día, y que sin ellos y su observancia seria aun más complejo hacer valer el estado de Derecho en el que pretendemos arroparnos todos los Mexicanos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario